martes, 31 de marzo de 2015

Quitar el pañal: 8 meses nada de 2 como cuentan.

Ha sido largo el camino... pero hoy puedo decir,  8 meses después, que lo hemos conseguido. 


Empezamos a quitarle el pañal a Alaia justo con 2 años en julio de 2014 como os contaba en ésta entrada. Les pedí a las chicas de la guarde  que me echaran un cable en los últimos 15 días del curso. Me comentaron que todavía no la veían "muy preparada" (con respecto a otros niños más mayores) pero yo insistí ya que con un bebé recién nacido o lo intentábamos empezando con ayuda y en verano o no se lo íbamos a poder quitar hasta el verano siguiente.

Así que nos decidimos, yo la verdad es que la veía preparada porque en casa ya hacía pis en el orinal de vez en cuanto y claro, con la labia que tiene la niña, no creía que íbamos a tener problemas de comunicación, que es lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de empezar...

El kit de eliminación del pañal fue el siguiente: 
- Libros que hablen del orinal o de quitar el pañal hay mil... como introducción.
- Fuera bodies y pijamas enteros
- Comprar bragas y camisetas (os recomiendo que sean camisetas tirando a largas para que se las podáis meter por dentro)
- Para el coche protectores Eroski (también llamados empapadores) y rezar... hemos tenido suerte en el coche, solo se hizo 1 vez pis. 
- Toallitas para el baño (de las que se pueden echar por el water)
- Un poco de chocolate (huevitos kinder shocko Bons) :) le dábamos muy al principio, luego ya no hacía falta. Hacer pis y cacas es algo natural por lo que hay que intentar no premiar (Eso dicen los manuales pero cuando tienes que empezar... jejeje haces lo que haga falta). 

- Kit de braguitas en la bolsa del carro + una toalla pequeña para secarle las piernas.

- Orinal básico (el nuestro heredado de sus primas)
- Adaptador del WC (que casi no hemos utilizado)
- Escalón de Ikea (lo utiliza para llegar a todas partes menos para hacer en el water... hoy en día le sigue gustando su orinal). 



Pues nos pusimos manos a la obra... y así fue como empezó la aventura. Al principio fue durrillo, solo le quitamos el pañal por el día, se lo dejábamos en la siesta y para dormir... 

Se hacía pis encima pero el verano ayudaba y como es niña pues todo el día en vestido y zapatillas de goma de la marca Igor que nos regaló mi prima, os las recomiendo totalmente... son super cómodas para andar y se secaban muy rápido. 
Zapatillas de goma marca Igor, las cangrejeras modernas.
Y nada, la fregona siempre preparada, quitar alfombras y poner un protector en el sofá insistiéndole en que se sentara siempre en el mismo sitio (para esto no hubo problema porque los niños son animales de costumbres y les gusta sentarse siempre el mismo sitio). Esos protectores fueron los más utilizados...

*Con las cacas utilizamos la estrategia de "la fiesta y la observación": 


Siempre que yo iba al baño mi lechona venía conmigo y luego mirábamos juntas las esculturas jajajaja. Había leído que a muchos niños no les gusta nada desprenderse de "lo suyo" y que con las cacas no es diferente pero Alaia desde el principio respondió bien... dicen que es signo de niña extrovertida y no me extraña porque luego se lo contaba a todo el mundo...

Cada media hora intentábamos decirle que tenía que hacer pis pero no nos hemos obsesionado con sacarle todo el rato el tema... ella ha pedido en la calle bastante y lo que hacíamos era observar, cuando hacía algún gesto nos dábamos cuenta en seguida de que era el momento de hacer pis. 

Os podéis imaginar cuando estaba yo sola en el parque o donde fuera... con el bebé en la teta y la otra diciendo "Amatxuuuuu pis!" sal corriendo, dale el bebé a alguien y ponle a hacer pis... una locura que ahora vuelvo a recordar jejeje un circo. Además como ella sabía que esa frase era mágica para captar mi atención a veces había falsas alarmas...

Pero creo que ha salido todo más o menos bien, porque en septiembre empezó la escuela y solo le cambiaron una vez de ropa... así que solo se hizo una vez en la escuela, eso sí con nosotros se siguió haciendo encima de vez en cuando sobre todo cuando estaba jugando y se le olvidaba. 
El pañal de la siesta lo quitamos al empezar la escuela y bien, en casa algún día se hizo también. Eso sí como se te olvidara ponerle a hacer pis antes de dormir... adiós. 


Por la noche, cuando ya tenía dominado el tema del día y de la siesta le cambiamos los pañales a unos pañales braguita diciéndole que ya era mayor y que ya no llevaba pañal, que eran bragas especiales y ella toda contenta... eso sí, por la noche nos ha costado más. Hemos cambiado muuuuchas sábanas a las 4 o 5 de la mañana sobre todo cuando decidimos no ponerle más el pañal braguita... pero hoy es el día que ya no se hace... normalmente (la semana pasada cambiamos 1 vez la cama por la noche) :) esperamos que sea el último coletazo. 

La experiencia la verdad es que es bonita... vista con perspectiva, es un trabajo en equipo de aita y de ama y un ejercicio de empoderamiento para el niño, de confiar en él y de que él confíe en sí mismo. Un ejercicio de comunicación permanente. 

... y el verano que viene a empezar otra vez de nuevo con la lechona baby.

AVISO IMPORTANTE!! eliminar las escobillas (o hacer como que no existen delante del niño) si no queréis que el niño se vuelvan tan autónomo que se ponga a limpiar todo con ella... incluidos sus dientes!! jejejeje





Actividades de estimulación sensorial: los sentidos

Últimamente siempre empiezo así las entradas pero es que es la verdad... no me da la vida para cuidar de mis dos hijas, compras, meriendas, cenas y claro currar para ser mujer productiva que es lo que quieren los empresarios que sino nos lo echan en cara a las madres. Menos mal que tengo dos semanas de vacaciones por delante...

Desde hace unos meses he ido recopilando fotos de las actividades que he hecho con mi lechona mayor. No es que sea la típica madre que se pasa el día estimulando, por lo menos no con actividades programadas pero si me gusta llevar a cabo ideas que veo por internet o cosas que se me van ocurriendo sobre la marcha. Disfruto preparándolas o improvisando y viéndole jugar, porque toda actividad tiene que ser presentada como UN JUEGO y como un pequeño RETO.

De todas formas, si eres de las que no se plantea organizar este tipo de actividades no te preocupes, la vida diaria es suficientemente estimulante para los niños... sin embargo te animo con algunas ideas facilonas para estimular TODOS SUS SENTIDOS.

EL OÍDO: Melodía, ritmo y agudeza auditiva
* La música: es el mayor estimulante del oído como os he ido contando en mis últimas entradas al blog y muchas más que he escrito sobre la música y sus beneficios. Además de la música ya sea con letra o sin ella hay muchos sonidos e incluso ruidos que merecen ser escuchados por los niños desde edades tempranas. 

* ¿Qué es ese ruido?: este es un juego al que jugamos habitualmente y que no requiere ningún material por lo que es baratísimo jejeje. Muchas veces los adultos no somos conscientes de los ruidos que nos rodean (por encima de nuestra casa pasan muchos aviones y ya ni los escuchamos). Lo que hago es llamar la atención de mi lechona con los sonidos que escuchamos, el taladro del vecino, un trueno, una moto que pasa, un niño llorando en la calle, lo pájaros que tenemos suerte de escuchar por la ventana... entonces mi lechona muchas veces cuando estamos jugando a otra cosa se para, se pone la mano en la oreja y me dice "¿qué es ese ruido?" jajajaja a veces me muero de la risa tiene un oído muy fino la niña. 

LA VISTA: Colores, formas, tamaños y agudeza visual
Estas dos actividades son super sencillas y muy baratas:
* Los tapones reciclados: Coges una cartulina y marcas muchos de los tapones que solemos guardar para entregar a alguna asociación solidaria. De todos los tamaños. Luego el niño o la niña tiene que ponerlos en su lugar correspondiente por lo que le ayuda a discriminar por tamaño de círculo (un paso previo a esto pueden ser los encajables de toda la vida (cuadrado, círculo, estrella...). Es una actividad muy divertida. Suele empezar bien, pero suelen acabar todos los tapones desperdigados por el suelo... :)

* Buscamos colores por la casa: Utilizamos las fichas de un juego que tenemos que se llama Roll & Play y que os recomiendo totalmente vamos buscando cosas de colores por las habitaciones y la apilamos debajo de su ficha.


* Veo veo!: un juego tradicional pero con miles de versiones. Como todavía no sabe las letras jugamos a nombrar lo que vemos sin más pero para ella es un juego super divertido! Miramos y decimos los nombres de todo, es muy bueno para la observación y para mejorar el vocabulario. Cuando vamos en el coche jugamos a ver animales.

* Mesa de luz: ya tenemos nuestra mesa de luz (me ha costado reunir todos los materiales y que funcionen...) prometo que en el próximo post os hablo de ella detenidamente, de qué hemos comprado y cómo la hemos hecho. Pero aquí va un pequeño adelanto en foto de cómo disfruta la enana.


EL TACTO: materiales, pesos y psicomotricidad fina
* Trasvases de agua: Solo con unos recipientes de diferentes tamaños y un poco de agua la niña puede aprender a servir agua, a trasvasarla sin que se le caiga. Esta actividad requiere capacidad de concentración, agudeza visual, pulso, equilibrio... y si, acaba todo mojado jajaja
En el suelo de la cocina con una bandeja
* Trasvases de arroz y de legumbres: como en el caso del agua los trasvases requieren de concentración pero éste sobre todo de tacto. Le pones el arroz mezclado con alubias, garbanzos y lentejas y le das 4 recipientes. Tiene que meter cada tipo en uno de ellos. Es muy divertido cuando al principio le cuesta coger cada granito pero luego le coge el tranquillo y lo hace volando! Esta es una actividad muy buena para la psicomotricidad muy fina, para que aprendan a hacer la pinza con cosas muy pequeñitas.

De un envase a otro con cuchara
Con la mano cada grano a su sitio
* Meter pajitas por los agujeros: esta idea la saqué de internet y es súper entretenida. Es una buena manera de que el niño a prenda a enfocar bien la vista en un punto determinado y a la vez mejore su destreza al intentar ensartar la pajilla por dos agujeros.



* Trapo y a limpiar!!: las actividades de la vida diaria parece que no pero son de las que más les gustan a los niños... hacer lo que tu haces les reafirma y además de paso le enseñas a quitar el polvo a limpiar el jabón con la bayeta... lo que sea menos coger la escobilla del water :)


* Aprender a "coser" con un cordón: esta actividad es una de las que todavía con casi 3 años nos supone un reto. Todas las anteriores las domina más o menos pero lo de pasar el cordón por varios agujeros todavía no lo hace sola... se lía. Como veis estamos utilizando un juego de "coser"animales de madera de la marca Goula pero aprovechamos también para utilizar las piezas de colores que también tienen agujeros y que además son un poco más grandes. 


EL GUSTO: cocinar, investigar y probar
* Con las manos en la masa: Aprender a cocinar e ir probando lo que cocinas es el comiendo para aprender a comer. No te has dado cuenta que la gente de tu alrededor que sabe cocinar come mejor? pues con los niños pasa lo mismo. Alaia se autoproclama cocinera de la corte... de la casa quería decir. En cuanto puede se pone el delantal y manos a la obra. En alguna entrada pasada os contaba cómo hemos hecho helado, galletas, bizcocho... y otras cosas ricas pero también nos ayuda a hacer zumo el fin de semana y otros platos del día a día aunque solo sea revolver o echar a la cazuela.
Metiendo el dedo en la masa de las crêpes jjjj
* Bitter Kas (amargo), limón (ácido) y otros sabores (salado y dulce más habituales): es muy divertido cuando a los niños les damos alimentos de sabores muy distintos a los que están acostumbrados. Por el momento Alaia come de todo... solo nos falta probar con el picante. Darle a probar pequeñas cantidades de alimentos muy diversos hará que vaya entrenando el paladar... aunque a veces no sea nada fácil... nada, nada, nada fácil :)

EL OLFATO: el sentido que más perdura pero el eterno olvidado en la educación
Me encanta oler. Siempre me ha gustado pero por mi trabajo últimamente me paso el día oliendo perfumes. Lo que me parece un error es que es el sentido "olvidado" en la educación de los niños. No tenemos cultura de los olores. Simplemente olemos pero no sabemos describir lo que olemos y a mi me parece algo super divertido. Vale si, pensaréis que sabéis determinar muchos olores pero es que identificar otro millón de olores sería super estimulante. Pero la nariz se satura muy fácilmente por lo que es muy difícil plantear una actividad de oler... lo que hago yo es que siempre que yo huelo algo en casa, intento que mi lechona lo huela también. Ahora es algo que me pide... cuando me ve oler algo siempre me pide olerlo también. Es muy consciente de para qué tenemos la nariz jejeje (colonias, desodorantes, la comida, el plástico de una muñeca, las toallitas... olemos cualquier cosa que nos encontremos).