viernes, 1 de febrero de 2013

Baberos y cucharas...

Cuando vas a ser madre no sabes ni por donde empezar... me ha hecho mucha gracia que una amiga mia, sin tener nada comprado estaba preocupada por el tipo de cuchara que tenía que comprar... y eso que hasta los 6 meses del bebé es una cosa que no va a utilizar... pero esto es solo un ejemplo de lo perdidas que estamos las madres cuando nos quedamos embarazadas por primera vez...

Marta, esta entrada te la dedico, a ti y a ION. No te quejarás, que en cuanto te surje una duda ahí estoy yo para resolverla sobre todo para que no te gastes el dinero de manera innecesaria :)

Además de la duda de la cuchara también me ha preguntado por los baberos y como fue una de mis dudas también lo voy a explicar...

LOS BABEROS: 
Durante la lactancia el niño también se mancha sobre todo en el momento de hacer que eructe. No solo se mancha sino que te mancha a ti. No hay madre que no haya salido a la calle con una mancha blanca en el hombro... :) Por eso hay que tener baberitos pequeños de tela a mano y sobre todo unas toallitas (de las pequeñitas). Yo la verdad es que prefiero los que se atan con un clic, con un imán o un velcro y no los que se anudan ya que pierdes más tiempo. A veces no te da casi ni tiempo de ajustarle el babero cuando se pone a potar... :)




Mi cuñada me hizo unas toallitas que eran por un lado de felpa (rizo de la toalla) y por el otro de una tela bonita, la verdad es que en la calle, sacar una toalla queda menos chic que sacar una de esas... y son super fáciles de coser. A la hermana de Nerea que ha tenido gemelos le hice dos, y le encantaron.
A eso de los 3-4-5 meses los niños babean un montón porque les están saliendo los dientes de abajo por lo que se mojan todo el cuello, por eso es necesario tener esos baberos pequeñitos.

Otros baberos para las babitas son los que se les ponen encima de las chaquetitas de lana o perlé, esos baberos que suelen tener algún tipo de encaje, que suelen ser blanquitos de forma redondita, pequeños y que muchas veces les protegen a los pobre de tragarse los pelillos de la angora de las chaquetitas de la abuela...

Cuando empiezas a darle algún biberón pasa lo mismo, a veces no tragan todo y se les cae la leche por la comisura de los labios... se mancha toda la ropa, lo mejor es tener a mano un baberito de esos pequeñitos.

Cuando a los 6 meses empecé a darle las frutas me di cuenta de que esos baberos de tela no eran suficiente ya que la fruta traspasa la tela y se mancha todo... y la fruta cuesta quitarla... así que me di cuenta de que es en esos momentos son necesarios los baberos con plástico por detrás, para que no se traspase... entonces compré de esos baberos que son finitos, pero que tienen plástico por detrás y que en el paquete vienen 5 o 6 (a veces ponen los días de la semana por lo que vienen 7... :)

Ahora que Alaia tiene 7 meses y que cuando le doy el puré de verduras o la fruta intenta coger la cuchara tengo que apañármelas para que no se manche y no nos manche a nosotros... hay unos baberos que son como batas que tienen mangas y todo... son muy cómodos pero claro, es necesario que el niño sea grandecito porque son bastante grandes de talla.
Cuando el niño ya come de todo y sólidos los baberos que son muy prácticos ya que se doblan y queda un compartimento en el que caen las cosas cuando no le llegan a la boca: media croqueta, un trozo de pan, unos macarrones... y se quedan ahí guardaditos y no llegan al suelo... hay madres que ponen un hule en el suelo para que no se manche... yo todavía no estoy en esta fase con Alaia pero lo he vivido con mis sobrinas. Este tipo de baberos, como se manchan bastante suelen ser de plástico o hule de forma que los puedas lavar con un paño mojado y no tener que meterlos en la lavadora ni frotarlos.

Y no creo que existan muchos más tipos de baberos en el mercado... en esta entrada pongo la foto de algunos de los baberos curiosos que he encontrado en internet.

Unos de los más curiosos son estos baberos de vaquero que quedan super bien sobre todo en niños más mayorcitos.


LAS CUCHARAS: 
Cuando el bebé empieza a partir de los 5 o 6 meses con la alimentación complementaria, tiene que familiarizarse con tragar algo más sólido y con la cuchara.... al principio yo creo que lo mejor es utilizar una cuchara de silicona blandita para no hacerle daño en las encías y que la muerda y se haga con ella. Yo como conté en esta entrada, compré un par de cucharas de Tomee Tipee de silicona. Además de ser blanditas tienen la boca estrechita ya que hay cucharas de silicona que tienen la parte de arriba redonda y no les entra en la boca a los bebés más pequeñitos. Una cuchara que me gusta mucho es la de Beaba, ya que no es rígida del todo pero tampoco es tan blandita como la que compré yo.



Ahora que con 7 meses Alaia está más acostumbrada y abre más la boca estoy utilizando unas cucharas de plástico rígido ya que consigo que coma más en menos tiempo... que con el tiempo es lo que quieres... no me refiero a empapuzarle en 10 minutos pero no pasarte más de media hora dándole de comer... son unas cucharas que compré cuando me independicé para remover cubatas en casa cuando vinieran los amigos... y mira en qué ha terminado jeje cómo cambian las cosas en la vida!! :) la cuchara de cocktail que se convirtió en cuchara de potitos.

Y esto es todo... no tiene mucho misterio.







1 comentario:

  1. Amaya!! lo acabo de leer....muchas gracias por tus sabios consejos!! otra compra que ya tengo resuelta para Ion!!

    Mila Esker!!!

    ResponderEliminar