sábado, 15 de septiembre de 2012

Los comienzos son complicados

Como todo en la vida, los comienzos son complicados, tienes una idea pero no sabes por dónde empezar... lo que hay que hacer es ponerse manos a la obra, ir al grano, como se suele decir, el que algo quiere, algo le cuesta. 

Ser madre no es una tarea fácil, nadie ha dicho que lo sea, sin embargo este es un buen ejemplo de los que, y tirando de nuevo de los dichos populares, no lo sabes hasta que no lo vives...

Vale, ya soy madre y ahora qué?... pues manos a la obra, y sobre todo a disfrutar que no se acaba tu vida ni tu juventud cuando tienes un hijo... cambia, eso sí, pero para mejor!!

Lo primero que me gustaría decir es que tengo 2 sobrinas, India de 6 años y Malena de 3, ambas son, como todos las niñas, encantadoras y con ellas y mi hermana Esti he aprendido y estoy aprendiendo cada día un montón de cosas que quiero ir compartiendo con las madres que no tengan una hermana mayor como yo y empiecen de 0, digamos que yo he empezado en el nivel 3 en esto de ser madre... y reconozco que juego con ventaja.







No hay comentarios:

Publicar un comentario